Música

¿Cómo surge Bohemia Urbana?

 
“Ypacaraí es mágica, capaz solamente hay un peaje para algunos, pero nosotros, los de Ypacaraí, desarrollamos la creatividad para nuestro entretenimiento” fue lo que nos decía Jaime Zacher cuando nos daba la bienvenida a su ciudad.

Bohemia Urbana surge con los hermanos Jaime y Javi, quienes buscaban contar un relato desde su ciudad nativa. Mientras Javi empezaba a escribir sus canciones con total libertad, Jaime se dedicaba a buscar los músicos que serían parte de éste sueño.

«El caso de bohemia urbana surge por el otro lado, yo siempre fui medio contrera pero Javi siempre fue una gran influencia en mi vida.»

Jaime apostó siempre por tener diversidad en el grupo; “Che la rockero, pero mi músico tenía que ser folclorista o tropical”  nos decía, mientras esa diversidad se resumió en el nombre del grupo, Bohemia Urbana.

“Siempre quise hacer una música, un relato, una acuarela de lo que es mi ciudad, de lo que nosotros vivimos y creo que al final de cuenta es eso lo que hace que esto pueda ser original, no existe otra explicación de la originalidad que ser uno mismo”

Así fue como su mágica ciudad la inspiró para componer una canción en su nombre; recuerda «un día Ricardo Flecha me pregunta si esa es mi canción y que le gustaría cantarla, eso para mí fue como si el vocalista de Iron Maiden me pidiera cantar mi tema»

Ypacaraí

Un duende del tiempo me trajo un racimo del Paraguay
Traviesos recuerdos imágenes de mi linda ciudad
Mi humilde Pueblito del Arroyo Estrella y El Taruma
La vieja estación que quedó sin tren cada vez que me siento en el andén
Te recuerdo siempre «YPACARAÍ» desde aquellos juegos de mita’i
Aunque nunca he sido bueno yo en balita kora y trompo jejoka

Anécdotas cuentos mitos y leyendas misterios
Contaban abuelos sobre aquel manso cementerio
Ni el miedo a serpientes siendo un niño fue suficiente
Cuando sin pelota decidíamos ir para el monte
Y mi amigos kuera, los llevo grabado en mis primaveras
Cancha del barrio mi iglesia,mi escuelita y hasta mi primer amor

Gente de mi pueblo personajes tantos bohemios
Los recojiendo, para el álbum de mis recuerdos
Y en mi serenata pido a Dios nunca deje de existir
La ciudad que hoy veo jugar japeju y hakembo al porvenir
Y mi Lago azul de Ypacaraí lo veo destruirse se pone gris
Azotado por el que se llama Progreso destruyendo la ciudad…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *