Ciudades

Piribebuy, escenario de un genocidio

 
Piribebuy fue escenario de una de las batallas más sangrientas que le tocó vivir a nuestro país durante la Guerra contra la Triple Alianza. Este episodio marcó la saña y crueldad que imprimieron los invasores de nuestra soberanía durante la contienda.

Por si no conocías esta parte de la historia, nosotros te la contamos.

Piribebuy es una ciudad heroica, histórica y turística,y durante la Guerra contra la Triple Alianza se constituyó en Tercera Capital de la República.

El peor momento de la batalla se vivió en la plaza de Piribebuy, frente al templo parroquial de Ñandejára Guasu, la que hoy conocemos como “Plaza de los Héroes”.

Según los relatos históricos, en ese sitio fue defendido por 1600 hombres, mujeres y niños, al mando del Capitán Pedro Pablo Caballero. Fue acorralada el 11 de agosto de 1869 y atacada el 12 de agosto al amanecer, ataque que duró aproximadamente cinco horas.

El ejército invasor cercó el pueblo: eran 20.000 aliados contra 1600 defensores y unas 100 mujeres; a las que aún se recuerda como «las Heroínas de Piribebuy».

Los brasileños invitaron al comandante Pedro Pablo Caballero a rendirse, a lo que Caballero contestó textualmente: «Estoy aquí para pelear y si es necesario para morir, pero no para rendirme»

El general brasileño Juan Manuel Mena Barreto iba a la cabeza de las fuerzas aliadas, siendo rechazado dos veces. Se dice que al llegar al arroyo Mboreví, el capitán paraguayo Manuel Solalinde ordenó uno de sus mejores tiradores, el cabo Gervasio León, que lo abatiera.

Y así lo hizo; el general fue herido con una bala de fusil en la ingle y falleció a orillas del arroyo.


El Conde D’Eu, dominado por la ira*, ordenó entonces que se pasara a degüello a todos los soldados prisioneros (más de 900), sucediéndose en Piribebuy los actos más atroces de la guerra. Se dejó que los soldados brasileños se vengaran de los civiles paraguayos, provocando una inmensa destrucción e incontables violaciones.


El Archivo Nacional de la República, que había sido traído desde Asunción, fue sacado a la calle y gran cantidad de documentos históricos fueron quemados en la plaza. El remanente (el mayor porcentaje) fue llevado a Brasil.  

No satisfecho, el conde D’Eu, sin piedad alguna, mandó incendiar el Hospital de Sangre con más de 600 heridos dentro, cuentan los que pasaron por Piribebuy  poco después de la guerra que aún se observaban pieles muertas por las ventanas del ex Hospital de Sangre.

En el Museo Pedro Pablo Caballero de la ciudad de Piribebuy se conservan las reliquias que son vestigios de la gran Guerra de la Triple Alianza, acaecida en los años 1865 a 1870 y de la Guerra del Chaco, en los años 1932 – 1935. La mayoría de estas antigüedades fueron proveídas por los mismos protagonistas de la contienda chaqueña. Es considerada como uno de los pocos museos de carácter militar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *