Personas

Ramón Vázquez: Un hombre que le dio forma a la ciudad de Pilar

 
En nuestra visita a la ciudad de Pilar tuvimos la dicha y el honor de conocer nada más y nada menos que al creador de las más de 120 esculturas que rodean la ciudad. Un hombre sencillo y trabajador que ha dado vida y renombre a la bella Pilar.

Comenzó a darle un toque de ensueño aproximadamente en el año 1996. Este talentoso y creativo artista nació en la Colonia Mburika, departamento de Ñeembucú, un 21 de junio de 1947.

Ramón Vázquez nos comentaba que su primera escultura fue el monumento a la madre, una obra de línea moderna que había hecho estando en Corrientes. Durante sus estudios secundarios paralelamente también llegó a estudiar arte con el prestigioso maestro pilarense: Ramón Sánchez y con la profesora chilena Sara Maldonado.

Don Ramón afirma que “uno nace no se hace” porque aquel que no nace con cierta cualidad para el arte o para cualquier otra modalidad habría que orientar esa cualidad nada más, se orienta y solo va tomando camino.

Los talentos que tenía “RAVAZ” eran muchos tanto así que llegó a participar en 1967 en la obra de Mario Halley Mora titulada “Un traje para Jesús” bajo la dirección del profesor Carlos Alberto Mazó. Como así también en otras obras como: “Los árboles mueren de pie” “Pasión y muerte de Jesús”. En el año 1970 en la obra titulada “La Otra”.


“No salí de ninguna academia de bellas artes solamente fui orientado con la cualidad que traje al mundo”


Participó también en “El Manto de la Virgen” de Perla Muñoz de Zanabria con la dirección de Carlos Alberto Mazó.Y en 1971, “RAVAZ” dirigía la obra de Julio Correa “Don Eulogio” y “La hipoteca” de Ernesto Báez, con la dirección del Mayor Solano Gamarra.

También participó en otras obras teatrales como: “Los Aros de tres pendientes” “Juancito en Asunción” de Carlos A. Mazó dirigida por su autor y el profesor Ramón Vázquez. En 1974, “El fin de Chipi González”, de Rodríguez Mattos, dirección de Ramón Vázquez. Falleció el 25 de enero de 2018, su recuerdo perdurará en cada una de las esculturas que dieron vida a su bella ciudad de Pilar.

Gracias por tu arte y tus enseñanzas Ravaz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *